estación

partir hacia el camino oscuro de los poblados perdidos entre las montañas de crestas blancas

viajando en un camión con los caballos hasta llegar a las sierras altas y negras que rodean san fernando del valle

la memoria de la lujuria es una sombra que camina en la estación de buses durante la madrugada sorda

dos cosecheros de las huertas fuman cigarros y las prostitutas pasan de un lado a otro en el andén desolado de esta terminal

mi amor tan lejos de la noche, llevo el aprendizaje del dolor, que es un puñal

que me protege del viento de piel afable, de la caricias que guardan la imagen de los ojos puros.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s