destino


destino de rostro suave

cascada del aconquija

sol del camino claro

quién protege tu rumbo

en las cumbres puras

huella de ganado

mi amor

partido

como los árboles

de la marca del baqueano;

piedras verdes del musgo

vida en los troncos caídos

arañas grandes que uno siente

aunque no se dejen ver;

sin sendero

en los pozos hondos de la lluvia

y aguita que baja

por los surcos del mundo

desde el olimpo

destino de rostro suave

mejilla de los dioses

admiro del cerro

lo que odio en mí.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s