sueños

vengo desde el infierno 

de la miseria cruel

con los confinados 

de los lejanos muros del destino;

vengo viajando por pueblos 

abandonados

en la lenta muerte del desierto 

en las tumbas pequeñas

con los santos paganos

al costado de la ruta árida;

he dejado mi dolor 

en el olvido de la luna

que aquella noche iluminaba 

todo el valle 

de los calchaquíes. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s