Crónica sobre la crueldad de los narcos peruanos

Por Belisario Sangiorgio

cqc0Tit
Una imagen de los operativos realizados para cortar las actividades de los narcotraficantes

-¿Conseguís herramientas?

-¿Qué herramientas querés?

-Algo grande, para hacer un buen ruido. 

-El que tenía era el ‘pibito’ de ahí…pero no sé. Esa ‘mina’…a la que le mandaste mensaje…ella tenía uno.  

-Se pudrió todo en ‘Rodríguez’. Pero vuelvo al barrio para buscar revancha.

 

Fuentes judiciales confirmaron a este sitio que al menos siete narcotraficantes –todos detenidos durante los últimos días de junio tras una serie de allanamientos- forzaban a una adolescente de 14 años a entregar paquetes de cocaína, y también la obligaban a recaudar el dinero de las ventas.

Además, los reportes de policías infiltrados revelan que los delincuentes “disimulaban sus movimientos con la permanencia de mujeres y niños en las inmediaciones para no ser fácilmente detectados”. Por otro lado, las escuchas telefónicas confirman que los traficantes capturados eran realmente violentos.

Este grupo vendía drogas en Plaza Miserere, el enorme parque ubicado junto a la estación Once del ferrocarril Sarmiento, desde marzo de este año. Las transacciones se realizaban durante los siete días de la semana, a toda hora.

Pese a que el grupo no era pequeño, en realidad simplemente funcionaba como una célula de otra organización mayor, cuyos líderes serían narcotraficantes peruanos. 

Las escuchas telefónicas confirman que una mujer -cuyas iniciales son P.P.Z- coordinaba a los miembros de esta célula, y obligaba a su hija de 14 años a trasladar cocaína. A su vez, P.P.Z  era la encargada de contactarse con el eslabón superior de la cadena criminal, es decir con los traficantes que le proveían cocaína. La casa de esta mujer está ubicada en una  zona residencial de Capital Federal, y fue el objetivo principal del operativo federal.  

Además, se allanaron viviendas en los partidos bonaerenses de Merlo, Moreno y La Matanza.

Los agentes federales encontraron droga, teléfonos celulares, $27.000 pesos y balanzas, además de otros elementos que sirven para cortar y fraccionar estupefacientes.

Por otro lado, la policía pudo capturar a algunos de los criminales que integraban esta célula criminal mientras vendían drogas en Plaza Miserere. Uno de ellos tenía –en los bolsillos- 29 pequeños paquetes de cocaína, casi mil pesos en efectivo, y marihuana.

En este punto, cabe destacar que –durante su declaración judicial- el detenido admitió que, cuando fue capturado, estaba junto a su mujer embarazada (también imputada) y su pequeño niño.  Todos los sospechosos están acusados de comercializar drogas de forma organizada, valiéndose de una adolescente para concretar su objetivo.  

Por otro lado, al menos dos intervenciones telefónicas revelan que los narcotraficantes detenidos manejaban armas de fuego.

 

-Pregunta ‘Johny’ si le prestás tu fierro. 

-A la noche voy para allá. 

-Pregunta si le prestás tu fierro. 

-Llevalo. Yo tengo plata para las balas. Cerrá todo bien, y yo voy para allá a la noche. 

Bueno.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s